domingo, 29 de junio de 2008

RATONES BODEGUEROS


RATONES BODEGUEROS

Ignoro si en algún otro lugar del Planeta es posible contemplar tan simpática escena como la que recoge la fotografía, y que aunque en calidad visiblemente mejorable, debido a lo difícil que me resultó conseguirla, así la ofrezco a los lectores del blog. Fue tomada en las bodegas González Byass de Jerez de la Frontera un día del mes de mayo del año 2001. Éramos en aquella ocasión un grupo de periodistas y escritores españoles de la FEPET, invitados por la empresa, los que girábamos visita a la prestigiosas bodegas andaluzas.
La sorpresa surgió cuando una bandada de ratones exageradamente pequeños, pasó corriendo a todo correr junto a nosotros por una de las naves laterales. Se trataba -según se nos dijo- de ratones bodegueros, una clase muy especial de ese tipo de roedores que se alimentan de los insectos dañinos que habitan en las maderas de los toneles, y que son perjudiciales para el resultado que se espera obtener con el tratamiento del vino. Los ratones huyeron despavoridos al acercarse hasta ellos, aunque todos no; uno se entretuvo terminando el trocito de queso con el que andaba de tarea; y el otro, subido por su propio pie en el último peldaño de la escalera, bebía placidamente del rico sherry que contenía la copa de cristal llena hasta los bordes. La sorprendente escena es habitual en estas bodegas jerezanas. A los ratones, probado queda, les gusta el buen vino.

1 comentario:

kike-sue-diego dijo...

Ver para creer. Eso sí, me imagino la cara de la abuela Flor al ver que se da queso y buen vino a los ratoncillos del lugar. ¡Jajaja!
No tardaría mucho en despotricar contra ellos.
Es una imagen de lo más graciosa.